lunes, 30 de abril de 2007

Rubia platino

Esta mañana, estaba preguntándole al espejo quién es la más mejor del reino, cuando va el hijoputa y responde: "Oye, no sé si te has dado cuenta, pero te estás volviendo rubia".

Al principio, no podía creerlo, porque las rubias suelen tener las tetas muy grandes y se llaman cosas como Pamela, o Melanie, o Marilyn. Además, tengo entendido que son supertontas. Y no sé por qué, vivimos en una sociedad en la que la inteligencia está casi tan valorada como la belleza, cuando de todos es sabido que la inteligencia no sirve absolutamente para nada más que para lamentar tu falta de belleza.

En cambio, las tontas follan y callan, que para eso están. Y se lo pasan teta, que para eso las tienen. Pero como la sociedad dice que hay que ser inteligente, y yo me creo todo lo que diga la sociedad, pues quiero ser inteligente. O sea, que no quiero ser rubia.

Así que he montado en cólera, y he roto el espejo, y va él, y me ha dicho: "¿Ves? Ya te estás preparando para dejarnos a todos hechos añicos". Qué fuerte, he pensado yo, soy una bomba sexual. Y al principio me daba como miedo salir a la calle, a ver si me iban a violar o algo. Porque ellos las prefieren rubias, y todo eso, y yo, pues tengo unos principios.

Nada, que por fin me armo de valor, y voy al trabajo. De camino, alguien me suelta un: "Fresca!", que me deja helada. Lo cual es una putada porque, cuando llego al curro, un cabrón se me traga de un sorbo. Y no deja de mí ni la espuma. Tenía que pasarme algún día. Me he mimetizado; es la invasión de los ultracuerpos.

Moraleja: si eres cerveza, ve siempre caliente.

Nos bebemos en los bares.

13 comentarios:

M dijo...

Me niego a ser rubia...

Será por eso que siempre pido de trigo tostada..

Atomarporculo dijo...

Me gusta tu postura. Directo a los cojones. Serás tu mi alter ego en la red????

James Joyce dijo...

De trigo tostada... y si es Paulaner, ya tenemos la felicidad al alcance de la mano.

Que vivan las rubias (de culo frío) y las morenas, que de todo ha de haber en las viñetas del señor. (qué señor? se preguntarán algunos. Y yo qué sé...)

Lo dicho nos bebemos en los bares, como decían Celtas Cortos.

Nirth dijo...

YO me estoy volviendo pelirroja...mi castaño se aclara por las canas...sólo tengo 22 años. Alzheimer, espérame.

Para, creo que voy a vomitar dijo...

jajaja

Oye, y si te digo que no me gusta la cerveza volverás a hablarme alguna vez?

El detective amaestrado dijo...

¿O sea, que te están creciendo las tetas? hmmm, interesante....

Mel Alcoholica dijo...

Bueno, la verdad es que no soy nada racista con las cervezas, y a la única que no trago es a la San Miguel, pero no sé muy bien por qué.

Arcadas: te perdono porque no te gusten, así hay más para mí.

Detective: las tetas me han crecido, sí. Y ahora tengo siete.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

No hay nada más amargo que una rubia.

El maligno dijo...

Algo hay más amargo que la rubia, mi querido Palominos: vomitar una rubia, verdad que sí Arcadio?

confin dijo...

De pequeño hinchaba ranas por el culo con una pajilla de minibrick. Luego las veía flotar en la piscina, las pobres intentaban sumergirse, pero emergían como una boya.
Cuando bebo cerveza me siento igual q una de esas ranas. Me quiero hundir, pero siempre salgo a flote.

Por cierto, a mí me da igual rubias, tostadas o con mechitas tricolores… es la ventaja de no tener criterio.

Cervecerix dijo...

Ni soy cerveza, ni soy rubio; pero también procuro ir siempre caliente :-P

Amelie dijo...

soi morena... porque me negué a ser rubia. aunque siempre pido la acaramelada!!

Gris_oscuro dijo...

"la inteligencia no sirve absolutamente para nada más que para lamentar tu falta de belleza". Te ha salido una frase de libro..que buena... Yo pido cualquier cerveza, me da igual, mientras haya a monones.
Gris