miércoles, 3 de enero de 2007

Soy una serie de los 70





Me siento como el inicio de esas series de los años 70, como si me hubiera convertido en la presentación de La pantera rosa o de Grease. Como si toda yo fuera un escenario de dibujos animados en el que se abren puertas y se cierran mientras suena un free jazz o una canción boba, igual que en La tribu de los Brady.

Sentirse así es complicado, porque crees que estás en un ventanuco -en el inferior izquierdo-, y te asomas a él para encontrarte, pero entonces apareces por el ventanuco superior derecho y te das una colleja por despistada. Pero cuando te das media vuelta, ya no estás, y te parece que en realidad te estás saludando desde el ventanuco superior izquierdo, pero cuando levantas la mano para devolver el saludo, zas, vas y te cierras la persiana en las narices. Y es como un desastre, porque no acabas de ponerte de acuerdo y crees que te has convertido en una marioneta de domingo en el Parque del Retiro, que es lo peor.

Pero bueno, que no cunda el pánico. A lo mejor con una cerveza se me pasa y me siento como el inicio de esas series de los 80, El halcón callejero o El coche fantástico. O mejor, como la de los 90. Ahora me apetece algo rollo Los vigilantes de la playa, algo muy hortera. Aunque, pensándolo bien -si es que se puede pensar así-, tampoco le hago ascos al principio de Los Soprano. You woke up this morning Got yourself a gun, Mama always said you'd be The Chosen One. She said: You're one in a million You've got to burn to shine, But you were born under a bad sign, With a blue moon in your eyes...

Ser una serie es poco serio.

1 comentario:

martin dijo...

se le echa de menos, amiga.