jueves, 4 de octubre de 2007

Mi boda con Ángel Martín

Tengo un problema: voy a casarme con Ángel Martín.

No es que esté enamorada de él; eso era antes. Cuando estaba enamorada de él, busqué su foto en Internet para hacer un post que se titulara: "Estoy enamorada de Ángel Martín", pero no encontré ninguna foto suya, o encontré muy pocas y de muy baja resolución (el término "baja" no está puesto al azar). Pensé que me había enamorado de un don nadie y también pensé que eso, viniendo de mí, no podía ser, que era imposible, que era caer demasiado bajo (y el término, idem de lo anterior). En cualquier caso, tenía que hacer cualquier cosa por evitarlo.

Entonces me senté a reflexionar porque la reflexión es el mejor antídoto contra el amor, y sobre todo contra el enamoramiento: te quita la venda de los ojos y todo ese rollo.


El amor ciego es un coñazo, porque siempre va dando golpes con el bastón blanco y ese ruidito que hace cuando le da a las paredes de tu corazón me pone muy nerviosa, es como si te tuviera que dar un infarto en cualquier momento y estás susceptible, y es un mal rollo. Y el amor ciego que no tiene bastón, tiene perro, que todavía es peor, porque luego siempre tienes que ir recogiéndole la mierda del suelo. Por eso a mí el amor ciego, sea de golpe o muy perro, me cae fatal. O se cae y punto. Y luego me dan ganas de abandonarlo en la calle, pero me sabe mal, no sea que vengan los de la amorera municipal y me multen por eso.

En fin, que cuando me di cuenta de que me había enamorado de un don nadie Ángel Martín, me senté a reflexionar. Y la reflexión ésa efectivamente me abrió los ojos, pero como soy hipermétrope lo veía todo más grande.

La hipermetropía no tiene nada que ver con ser metrosexual en un hipermercado, sino que es como ser miope pero al revés, o sea: en plan guay. O en plan hiperguay. También puedes intentar ser supermiope, pero entonces cabe la posibilidad de que te caigas por un acantilado y te mueras, como el puto amor ciego, que de repente se cae. Asimismo cabe la posibilidad de que creas ver en tu pareja a una persona maravillosa, hasta que te acercas a ella. Te acercas demasiado. Y ves todos sus defectos. Y si vuelves a alejarte ya no la ves nunca más.

Pero a lo que iba. Como soy hipermétrope lo veo todo más grande: los problemas, las resacas, las pasiones. Y a Ángel Martín.

Un día me enteré de que el tipo es bajito, y ahí empezaron mis desgracias.

Nunca me he enrollado con un hombre más bajo que yo. Me di cuenta en una cena con gente pseudointelectual de ésa con la que me muevo por cuestiones de trabajo. Había un argentino que me decía gilipolleces del palo: "¿Nos habíamos visto antes?". Yo: "No". Él: "Entonces debí soñarte".

Eso fue en mi época promiscua (ahora estoy supermística), y hablábamos de sexo, porque los pseudointelectuales siempre hablan de sexo, con las siguientes variantes:

  • Los chicos gays explican cómo ligan en las duchas del gimnasio.
  • Los chicos heterosexuales fardan de la lista de números que tienen registrados en su móvil bajo el lema: "No descolgar jamás". (suele ser el que se pone a la mañana siguiente, cuando ella se va. Y él, que en el fondo quiere que ella lo recuerde y le espere, aunque sepa que nunca la llamará, le pide su teléfono; cuestión de ego).
  • Las chicas heterosexuales comentan, como yo, sus estrategias para quitarse de la cama al chico que no hace ademán de marcharse pese a que ya se ha hecho de día y a que, como lo ves de cerca y sin ir borracha, ves todos sus defectos y sus defectos son detestables. Le dices: "Oye, sabes qué? Voy a preparar café. Por qué no bajas a comprar croissants?". Y cuando vuelve, no le abres la puerta.
  • Las chicas gays están como una cabra y punto.
Hablámamos de este tipo de cosas, los pseudointelectuales y yo, cuando decidimos ir a tomar algo a un bar. Nos pusimos de pie, y el tema de conversación era: ¿somos elitistas en el sexo? Confesé supertranquila: "Qué va, he estado con gordos, flacos, pobres (ricos no tanto), rubios, morenos, belgas, franceses, mallorquines, catalanes, me parece recordar que con un inglés, altos...". Iba a decir "bajos", pero no me salió.

"Coño, nunca he estado con un tío más bajo que yo", exclamé. Y el argentino que debió de verme en sueños, y que mide un metro cincuenta, creyó que era una insinuación.

Por cierto, después de lo que le contesté aquella noche cuando intentó besarme, he pasado de aparecer en sus sueños a hacerlo en sus peores pesadillas.

Pero volvamos a Ángel Martín. ¿Sería capaz de romper con la tradición de no enrollarme con tipos más bajos que yo por él? "No, antes me corto las piernas", me decía al principio. Así, ya estaría a su altura.

Luego, poco a poco, fui entendiendo que mis sentimientos eran puros y que, aunque el tamaño importa, también importa el objeto de ese tamaño. En este caso, el objeto era un sujeto, ese sujeto, y con tanto juego de palabra me he perdido.

Bueno, resulta que el martes por la noche, mi amiga E me envió un mensaje para avisarme de que Monegal se entrevistaba con Ángel Martín en la tele, pero mi casa no pilla Barcelona TV. La cuestión es que mi amiga E también está enamorada de Ángel Martín, y es más baja que yo (seguramente más baja que él), y sí pudo ver la entrevista con Monegal porque ella sí que pilla Barcelona TV. O sea, que me puse celosa.

Los celos son todo lo contrario que la cegedad: hacen que veas más de lo que hay. Sería como una hipermetropía hiperagudizada, igual que el hipogrito huracanado, pero en plan visión. Que no supervisión, aunque también.

Vale. Entonces decidí que esta vez NO me sentaría a reflexionar sobre el tema, porque si me quitaba más vendas de los ojos entonces ya tendría rayos X, como el de la película ésa del tío que veía a través de la ropa, y luego veía a través de la carne, y al final como vio pecado y había leído la Biblia, se arrancó los ojos. Y la verdad es que no me apetecía mucho arrancarme los ojos.

Cuando no te sientas a reflexionar, aceptas las cosas como llegan, y lo único que llegaba era trabajo, más trabajo y todavía más trabajo.

Hasta que hoy, maldita jornada, no he ido a trabajar. Y a las tres y media de la tarde se me ha ocurrido encender la televisión. La televisión aumenta el tamaño de las cosas tres veces; eso, añadido a mi hipermetropía, ha hecho que viera a Ángel Martín como el más grande.

Estaba a punto de reconciliarme con mis sentimientos y aceptar que efectivamente él es el hombre de mi vida y que seríamos muy felices juntos porque a su lado siempre me sentiría superior, cuando, de repente... Mercedes Milá ha declarado su amor incondicional por Ángel Martín.

Dios. Nada de lo que le gusta a esa bruja me gusta a mí. No quiero tener nada que ver con ella, no quiero que compartamos nada, no quiero que sintamos lo mismo ni mucho menos que lo sintamos por la misma persona.

Y ahí es cuando he dejado de estar enamorada de Ángel Martín. Definitivamente.

Estar enamorada de él sólo me ha traído problemas, entre los que he evitado mencionar la distancia que nos separa (no sólo a lo alto), su manía de preguntarle a todo "¿verdad?", y que, por si fuera poco, encima pasa de mí.

Así que ya no voy a estar más enamorada de Ángel Martín. Simplemente seré su mujer. Puede que antes fuera necesario que nos conociéramos, pero cuántos matrimonios hay en el mundo que no llegan a conocerse nunca. Además, en los matrimonios, los defectos pueden convertirse en virtudes: la distancia que nos separa nos mantendría siempre alejados, lo cual permitiría que no nos molestáramos y, en términos miopes, seríamos siempre perfectos en la invención del otro. Y si no nos gusta lo que vemos, para eso está el mando. Un zapping emocional a tiempo salva muchos programas.

Creo que es la relación ideal. Voy a concertar cita para la boda.

Al principio he dicho que tengo un problema: y es que, vale, acepto casarme por lo incivil. El problema es que no sé dónde hay que llamar.

33 comentarios:

Óscar Varona dijo...

Jo... der...!!!

Palomares dijo...

¿El argentino bajito no sería Maradona? El pobre, bastante tiene con lo que tiene, las mujeres no tenéis compasión, además él no podía controlar sus sueños.

Yo de todas maneras no sé qué tenéis contra los bajitos. Si yo fuera un genio del mal haría como Woody Allen en Casino Royale, inventaría una bomba que se cargue a todas las mujeres feas y a los hombres que midieran más de un metro setenta. Y ahí ya seríais todas mías, bwahahahaha

Paco Martos dijo...

Suerte tienes de poder enamorarte (aún platónicamente), yo no se donde me lo dejé...

al dijo...

Creo que para concertar una boda tienes que llamar a una revista del corazón y venderles la exclusiva. Luego Ángel Martín no tendrá más remedio que casarse contigo (es mucho más práctico que ir desmintiéndolo continuamente en los aeropuertos). Si tienes suerte, ni siquiera hará falta que te pongas en contacto con él.

Monseñor Senovilla dijo...

Si la boda se va a realizar según el rito cristiano y ninguno de los contrayentes es transexual, me atrevo a decir sin miedo a equivocarme que nadie más adecuado que yo para oficiar la ceremonia.

Presupuestos sin compromiso.

Luigi dijo...

La boda incivil es como se hacía antes. Iba el macho, veía la hembra, le pegaba un garrotazo, y se la llevaba tirando de los pelos a su cueva. Pruebe usted. (fuente documental: TBO)

Paco Umbral no me caía especialmente simpático. Hasta que lo vi en el programa de la Milá, en el que la machacó sin piedad por harle engañado para "hablar de su libro". Aunque reconozco que no he leído ningún libro de Umbral, desde ese día, me cayó como un tipo fonemenal.

Así que si Usted tiene esta opinión de la infame Milá, permítame que la abrace y le de un casto pero muy sentido beso de admiración y simpatía.

humo dijo...

A mí no me importa que sea bajito ni que la Milá esté en las mismas. El chico, pa verlo por la tele, es un universo gestual maravilloso y compatible con cualquier otra relación...

anónima xk me sale de los ovarios. dijo...

maldita toca pelotas,mala y dañina.

Anónimo dijo...

Bueno, yo tenia planeado casarme con mi hombre perfecto, repito mi hombre perfecto, no el hombre perfecto, es decir un hombre hecho a mi gusto, con 20.000 virtudes y ningun defecto, pero un día me di cuenta de que estaba como un chupe viejo, y que puesto que eso era imposible y era absurdo vivir de esa ilusion pues lo unico que iba a conseguir es chocarme con un muro de hormigon, decidi que el sustituto de mi hombre perfecto, sería Angel Martín, yo tampoco estoy ni he estado enamorada de el, fue algo que no pense simplemente lo vi y supe que me teni que casar con el, fue asi en ese instante que lo vi lo supe, y puesto que no estoy enamorada no me importa un pijo compartirlo, espero que a ti tampoco, seas quien seas, ahora ami me gustaría casarme por lo civil o por la iglesia, eso todavia no lo he pensado del todo, y luego si tiene novia que se haga su amante porque yo tengo que ser su mujer y bueno, yo no se como seras tu pero conmigo no se casaría ni de coña, a no ser que fuese una tía multimillonaria, cosa que no soy ni mucho menos, para ser exactos no tengo un duro, lo unico que ahi en mi monedero son pelusas, y las cuentas en numeros rojos ,asisque no se como lo voy a hacer pero, creo que la manera que ha dicho luigi seria buena idia o eso o drogandolo..... en fin que me dices?
por cierto me corre prisa

Anónimo dijo...

Bueno, yo tenia planeado casarme con mi hombre perfecto, repito mi hombre perfecto, no el hombre perfecto, es decir un hombre hecho a mi gusto, con 20.000 virtudes y ningun defecto, pero un día me di cuenta de que estaba como un chupe viejo, y que puesto que eso era imposible y era absurdo vivir de esa ilusion pues lo unico que iba a conseguir es chocarme con un muro de hormigon, decidi que el sustituto de mi hombre perfecto, sería Angel Martín, yo tampoco estoy ni he estado enamorada de el, fue algo que no pense simplemente lo vi y supe que me teni que casar con el, fue asi en ese instante que lo vi lo supe, y puesto que no estoy enamorada no me importa un pijo compartirlo, espero que a ti tampoco, seas quien seas, ahora ami me gustaría casarme por lo civil o por la iglesia, eso todavia no lo he pensado del todo, y luego si tiene novia que se haga su amante porque yo tengo que ser su mujer y bueno, yo no se como seras tu pero conmigo no se casaría ni de coña, a no ser que fuese una tía multimillonaria, cosa que no soy ni mucho menos, para ser exactos no tengo un duro, lo unico que ahi en mi monedero son pelusas, y las cuentas en numeros rojos ,asisque no se como lo voy a hacer pero, creo que la manera que ha dicho luigi seria buena idia o eso o drogandolo..... en fin que me dices?
por cierto me corre prisa

Mel Alcohólica dijo...

Bueno, lo del garrotazo es eficaz, sobre todo si te lo dan en el corazón.

Así que, anónima con nombre de anónimo, creo que te cedo el honor de casarte con Ángel Martín, que yo ya estoy pillada, y te veo con prisas.

Me consolaré pensando que no está a mi altura.

Anónimo dijo...

No me he entarado de nada JODER me he quedao en shock.

Post: Angel es para mi

anonimo xk me sale del escroto dijo...

K te den, kien seas k no me creo k te vayas a casar con Angel y segundo cuentas ai una paranoya k t cagas y si no dile k diga una tonteria sobre tu gilipoyez anda lista. Ademas, kien ta dicho k no sea gay k en la tele se dise muxo xo no siempre es verdad.

Corfly79 dijo...

No se si lo que he leido es verdad, y si lo es me das pena. Meterte de esa forma tan bestia con Angel Martin el de la sexta. No es muy alto y QUE?
Yo mido 1,57 y me vendria de perlas.
Ojala lo tubiera delante porque es un tio genial, Me encanta desde que lo veo en la sexta. De echo todas las semanas veo el programa solo por verlo a el. Seguramente lo que te pasa es que a dicho la verdad sobre alguien y te jodio, porque la verdad ofende y duele.
VIVAN LOS DE ESTATURA DISCRETA!!!!!
TE ADORO ANGEL!!!

Anónimo dijo...

Mmmm, me he vuelto tu fan y has provocado ke vuelva a enamorarme perdidamente de Angel Marin; no me consuela que ya no lo quieras: miles seguimos en desventaja, x eso ya no veo tele, para no babear en utopias paranoizantes. Mola tu blog, mola mucho. Tienes un contac?
Saludos...
Itzel C.

Jesús dijo...

Solo dire una verdad. Mi nombre es Jesús, vivo en sevilla y tengo 13 años y mido 1'53cm y quiero decir que amo a Angel Martín con toda mi alma y que por favor aunque sea poco probable, me gustaria que si alguien le conoce mi msn es cosasdeflama@hotmail.com. Quiero expresarle mis sentimientos.

Anónimo dijo...

angel es el mejor ni bajito ni nada .......
pd:i tiene un nose que...que wapo!!!

Cosas mias y otros cuentos dijo...

Pues ahora cojo y yo también me caso con Angel! No sabía que podía...
Eres fantástica.

Anónimo dijo...

Con tanta esposa he decidido que Ángel Martín será mi amante... y punto!! que el tio está demasiado bien como para que sea solo un marido de conveniencia!

Anónimo dijo...

madre mia si ángel martín se mete aki y ve esto m lo imagino partiendose el kulo a lo grande jajajaja a mi tb m gusta su estilo pero sk muxos stais pillaos e??jajaj

masymejor dijo...

yo tb kiero casarme con angel m:_) ya tienes mas competencia ¬¬

cuidate xd
im fuking angel martin!

rubiaa. dijo...

nono!
angel es MIO!
ya tienes mas competenciaa ee (:
me ha gustado lo qe has escrito,
lo qe mas me ha gustado ha sido la foto... te la roboo *-*
un besoo.

Anónimo dijo...

no creo que sea verdad ¬__¬
solo te as puesto ay un rollo como una pelikula y no t creas ke por eso te vamos a creer..mira kuenta lo ke kieras pero x lo menos di la verdad x favor
y como dijo una persona antes: si el esta leyendo esto se estará meando de risa,te lo aseguro

xulaah dijo...

por dios, como se aburre la gente!
antes de escribir, por lo menos informate.
porque para desgracia de todas, en unas cuantas webs pone que esta casado y tiene un hijo...
y no se que teneis en contra de los bajitos, que tampoco es para tanto!

Anónimo dijo...

Me hace una gracia la gente que se mete con esta humilde muchacha alegando cosas como: "por que te metes con angel martin" "no me creo que te vayas a casar con el, mentirosa" y demas chorradas por el estilo...

Por favor, antes de comentar, tened al menos al decencia de leer el escrito.

Ah! por cierto...existe una cosa llamada ironia...que no se si a todos esos que os gusta tanto tachar de mentirosa a la muchacha del blog os suena...diccionario chicos!!

A la Futura Mujer-por-lo-incivil de Angel Martin...enhorawena muchacha!! te lo curraste...ahora, si no eres celosa...me lo quedo como amante!!! Que hay que compartir!! ;)

Anónimo dijo...

Como te flipas no??

Anónimo dijo...

angel martin enamora! yo e kaido rendida tambien! veo la sexta solo para verle a el! y ya ves.. q nunca m habia pasado de pensar eso d alguien a quien no conozco jajaja pero me encanta y ojala me lo encontrara x la calle!!

Anónimo dijo...

Pues chicas, no es por presumir pero yo si lo conozco, y os confirmo que es bajito aunque mas de 160cm porque me pasa un poco, es divertido, y como lo veis en la tele es en la vida real.( o eso me parece a mi)

Anónimo dijo...

angel es mio, ahora os fastidiais y k pasa con los bajitos, tengo 13 años y mido 1´39 ademas esta k te cagas y si algunas estamos pillados por el k pasa

Silvia dijo...

simplemente genial

Anónimo dijo...

doña nadie eres tu hija

Anónimo dijo...

tampoco era para tanto este presentador, ni que se fuera a acabar ahora el mundo sin él. pero ya veo lo frikis que son los comentan por aquí.

miriam dijo...

Me acabas de dejar "acojonada".Hija mia que bien escribes!
No se si leeras esto pero me gustaria compartir contigo,asi a lo bajinis una cosita de Angel Martin.Estoy muy enamorada de él,del amor con mayúsculas,alimentado por horas de twitter y muchos megas.Pero es un amor correspondido,eso si secreto;hasta ahora.Siempre me rei de aquellos que se enamoraban por Internet,ahora entiendo que el amor cibernético es incluso mas fuerte que el amor clásico.Vive de emociones que traspasan pantallas y viajan a tal velocidad que a veces incluso anticipan la experiencia del propio amor terrenal.La red nos unio,que no lo separe ahora la vida.Un beso