miércoles, 18 de julio de 2007

Horas muertas

Hace un rato, estaba esperando algo, cuando de repente, ha aparecido una hora muerta. Tenía muy mala pinta, con los minuteros sanguinolentos, le apestaba el aliento, y le había crecido mucho el pelo, también las uñas. Hablaba raro, con un acento a lo Rosana que no había quien lo entendiera.

No sabía qué decirle, si "a buenas horas", "mangas verdes", o "menudo horario tienes, cabrona".

Ella ha empezado a hablar de esa manera tan extraña que tienen las horas muertas, arrastrando el tiempo. Y entonces he entendido que, en vida, había sido una hora menos. Pobre, me he dicho, eso debe ser muy malo para el ego, ser una hora menos, porque tienes la impresión de que siempre vas por detrás.

Además, si fue una hora menos, y ya estaba muerta, significa que murió joven.

Me ha dado un poco de pena, la hora zombie ésa que había sido una hora menos cuando estaba viva. Pero, más allá del aspecto meramente emocional, cabe decir que era un poco coñazo, la tía. Porque, si bien es cierto que al principio ha intentado contarme algo con su acento canario, luego se ha sentado a mirarme sin hacer nada. Claro, al verla ahí, con tan mala pinta, me daba noséqué hacer cualquier cosa. Además, yo simplemente estaba esperando algo.

Así que las dos nos hemos quedado así un buen rato, sin mirarnos siquiera. Ella cada vez olía peor, y su peste apestosa me iba poniendo nerviosa. Tenía muchas ganas de que viniera un segundero tuneado y la atropellara y la dejara hecha pedazos. Pero no ha venido ningún segundero veloz ni nada.

Luego por fin ha pasado lo que estaba esperando. Y la hora muerta se ha ido.

6 comentarios:

Luigi dijo...

Dicen las malas lenguas que la han visto internarse en un convento para dedicarse a la vida asceta.

Se ha quitado la hache y ahora se hace llamar "Ora pro nobis".

vaderetrocordero dijo...

Yo me encontre con un segundo que duraba cuarto de hora, y desde entonces lo utilizo cuando me llaman para pedirme que haga cosas

Galahan dijo...

Así estamos todos, esperando que nos llegue la hora. Ay.

En fin una hora entera de Rossana me parece terrible. Te compadezco.
:)

martin dijo...

Estoy en la oficina. Hora muerta tras hora muerta van pasando por delante de mi mesa. Por Dios, que den las seis ya!

al dijo...

A la que hace tiempo que no veo es a la hora de Bill Cosby. ¿Alguien sabe por dónde anda? Es que me gustaría preguntarle si es verdad que su amo le vendió todos los jerseys o jerseyes a Evo Morales.

Abraham dijo...

Joder con la hora muerta, mordiendome el labio a lo Weins World, vive intensamente y no tendras horas mueretas