jueves, 21 de mayo de 2009

Síndrome de Estocolmo

Estoy secuestrada. Desde aquí oigo el mar y los pájaros. Me han encerrado con la única compañía de este ordenador y una nevera llena de cervezas. De vez en cuando, mi ordenador capta una señal de WiFi. Aprovecho que la señal de WiFi tiene tres barras de conexión para enviar este mensaje. No es un mensaje de socorro. Que nadie me rescate.

11 comentarios:

Scarlet Ojala dijo...

¡¡¡Aprovecho la conexión de los tres palitos para enviarte tres besitos!!!

a mí, que me secuestren dijo...

Qué suerte

Fernando Remitente. dijo...

Mientras queden cervezas...

vaderetrocordero dijo...

La cerveza solo no es lo mismo. El vino puede, pero la cerveza debe ser social.

Salvo la belga, claro. ¿Qué cerveza es?

Tögrac Së dijo...

dile a tu secuestrador/a que venga a por mí ...

Sharif dijo...

¡Y si se terminan las cervezas?

Jorge Barreiro dijo...

Envidia ....sana .....pero envidia.

Zittric dijo...

Gracias por el regalo (21 de mayo, mi cumpleaños)...al fin miraste bajo la mesa, a ver quien no estaba haciendo su trabajo.

Que genial ser secuestrada bajo esas condiciones...

Haber si agarras otras barritas y nos cuentas más sobre este secuestro.

Salud!

al dijo...

Suena a Misery, versión buen rollo.

Electro Duende dijo...

Síndome de ... "Esto es el colmo!"

Chafan dijo...

Sigue siendo la hostia leerte. Gracias por la cantidad de imágenes que me pones delante.